El Estilo chica en Bachata sirve en especial atención a cómo mover las distintas partes del cuerpo: pies, piernas, caderas, torso, hombros, brazos, manos y cabeza. Aprender a hacer ondas, círculos de caderas, giros con brazos y desplazamientos son claves. Esto hace que el propio estilo sea, femenino, sensual, atractivo, divertido, y a la vez se convierta en un arte. Este estilo es algo esforzado, por lo que la práctica, la paciencia y las ganas son la clave.